La historia de Silvia K. Müller y Pure Nature




Tal y como os comenté en la entrada dedicada a Pure Nature, le pedí a Silvia K. Müller, presidenta de Chemical Sensitivity Network, que hiciera un escrito explicando el origen, objetivo y funcionamiento de Pure Nature, porque creo que es muy interesante que lo conozcáis. En el escrito que a continuación os ofrezco, además nos ha explicado su historia personal, ya que está totalmente ligada al nacimiento de la empresa.





LA HISTORIA DE PURE NATURE


La familia Müller siempre quiso que su hijo Klaus continuara con la pequeña fábrica de su padre donde se producían herramientas de diamante. A Klaus le gustaba cortar diamantes, el material más duro del planeta, y al tener en mente expandir el negocio de su padre, comenzó a estudiar Administración y Dirección de Empresas en Trier para después acabar sus estudios en Los Ángeles. Durante su estancia allí, recibió la visita de su hermana Silvia, que por aquella época no se encontraba demasiado bien debido a las fumigaciones periódicas que se efectuaban en su trabajo.


Tras su vuelta a Alemania, Klaus pudo ver que su hermana había empeorado y que estaba muy enferma. Habían vuelto a fumigar en su trabajo sin que ella hubiera tenido conocimiento, lo que le provocó estar al borde de la muerte. Silvia no pudo volver a trabajar y comenzó a tener más y más sensibilidades a medida que pasaban los días, por lo que comenzó a huir de los químicos que consideramos más “normales”: perfumes, productos de limpieza, humo de cigarrillo, etc. Hasta que un día que, cuando Klaus y su padre volvían del trabajo, se encontraron a Silvia inconsciente en el suelo. Se había colapsado por completo, así que sus padres, asustados, decidieron llevarla al Centro de Salud Ambiental de Dallas.


Durante su tratamiento en Dallas, su familia, siguiendo los consejos que recibieron en la clínica, cambiaron todos sus hábitos y dejaron de utilizar cremas con aromas, perfumes, productos de higiene normales y jabón normal para la colada con la finalidad de hacer de su casa un lugar sin tóxicos. Fue algo fácil de decir, pero no de hacer, por lo que la familia trajo consigo productos sin tóxicos cuando fueron por segunda vez a Dallas para traer a su hija Silvia de vuelta a casa.

Silvia y Klaus Müller con Alison Johnson


Cuando Silvia se recuperó un poco, fundó un grupo local para ayudar a las personas perjudicadas por agentes químicos o con SQM. La televisión, la radio y los periódicos hicieron eco de su caso y gente de toda Alemania llamó a la familia en busca de ayuda. Cuando Silvia volvió a Dallas para un segundo tratamiento, llevaba una lista de productos para comprar a varias personas con SQM alemanas. Le preguntaban dónde encontrar mascarillas de carbón activado no tóxicas y otros productos que en Alemania no podían encontrar. Cuando volvió a casa se encontró con otro aluvión de personas que le preguntaban dónde podían encontrar productos seguros. Tras ver la demanda de estos productos y la dificultad de encontrarlos en Alemania, le comentó a su hermano Klaus que quizás deberían fundar una empresa dedicada a la importación de estos artículos para poder cubrir las necesidades de las personas con SQM. La idea surgió y sus padres rápidamente la apoyaron. Así nació Pure Nature.


Al principio Klaus continuó trabajando en la fábrica de su padre y Pure Nature estaba ubicada en la casa de la familia, de manera que los envíos se preparaban en la antigua habitación de invitados y su madre atendía al teléfono. El primer catalogo de Pure Nature fue de ocho páginas y tuvo muy buena respuesta, porque todos los productos eran inodoros y no contenían tóxicos, y además los clientes no tenían que preocuparse por si los paquetes olían, porque nadie perfumado los tocaba. La gama de productos ya era amplia y abarcaba cosméticos y productos de limpieza inodoros, máscaras de carbón activado, filtros para el agua y la ducha, purificadores de aire e incluso una sauna detoxificante.


Desde el primer momento Pure Nature no sólo fue una empresa, sino que quiso ser algo más. Era el proyecto de una familia con una hija muy enferma que quería ayudar a otras personas con una situación parecida. Los amigos de Silvia y Klaus así lo entendieron e incluso ellos se pusieron manos a la obra para ayudarlos. Poco a poco la empresa fue creciendo y las personas con alergias también comenzaron a demandar productos específicos para ellos. Así fue como empezó la tienda por Internet y pronto fue imposible almacenar tantos artículos en casa, por lo que decidieron convertir la vieja casa vacía de la abuela en la nueva sede de la empresa. Una vieja casa de campo con más de 450 años y totalmente libre de tóxicos.

Almacén de Pure Nature


En las ferias de muestras podías encontrar a Klaus en busca de productos, algunos de los cuales eran muy difíciles de encontrar, ya que a la gente le gusta que todo esté perfumado. Propuso a varios fabricantes que produjeran productos sin aroma para Pure Nature, a lo que accedieron. Fue un éxito y en poco tiempo pudo convencer a más empresas para que hicieran lo mismo. Así la gama de productos se hizo más amplia y variada y la creación del catálogo ya pasó a manos de un profesional.


La filosofía de la empresa sigue siendo estricta pese a su crecimiento, de manera que se buscan los productos más seguros para nuestra salud y la del planeta, así como que los empleados de Pure Nature no utilizan perfumes, suavizantes, no fuman y siempre están al acecho para que no entre en la empresa nada con olor. Algunos de ellos padecen alergias o SQM, por lo que también les gusta mantener su lugar de trabajo libre de perfumes.


Al ir ampliando la gama de productos, la vieja casa de campo de la abuela comenzó a hacerse pequeña, así que la familia buscó un edificio seguro y confortable donde trasladarse. Fue imposible encontrarlo, por lo que tomaron la decisión de construir su propio edificio con materiales que fueran seguros y no tóxicos. Si ahora entras en la zona de las oficinas podrás ver que el suelo es de madera sin tratar y las paredes son de obra vista; no hay impresoras ni fotocopiadoras contaminando la oficina, porque están en una habitación aislada y con ventilación. El resto de habitaciones también están diseñadas como ésta y se limpian con productos libres de químicos y perfumes. En algunas estancias hay purificadores de aire adicionales que mantienen el ambiente limpio, así los clientes con alergias severas y SQM si lo desean pueden venir a ver los productos con total tranquilidad.


Los productos normales que puedes comprar desprenden un olor fuerte o extraño, pero los que compras en Pure Nature no. Si entras en el almacén donde se tramitan los envíos no puedes apreciar ningún olor ya que el enorme pasillo está hecho de metal, el material del suelo no contiene tóxicos y para las partes construidas con madera se utilizó una madera que no está tratada con productos químicos. Cuando respiras profundamente te das cuenta de que le aire está limpio, porque además Klaus y sus empleados son muy estrictos buscando cajas y cinta para embalar que sean seguras. Ellos siempre dicen que están buscando la mejor manera de satisfacer a los clientes con hipersensibilidades.


Pure Nature, que comenzó como un pequeño negocio en la casa de una familia, se ha convertido en una fantástica empresa con más de 3.000 productos seguros y 17 empleados. Klaus dice: “Siempre estamos abiertos a lo que nuestros clientes puedan opinar o aportar, nos gusta apoyarlos y ayudarlos, no solo hacer negocio. Hacemos esto porque sabemos por propia experiencia lo que es la SQM y lo que es ser hiperreactivo. Nuestra web no es solo una tienda, también puede encontrarse información y un blog. En el apartado de alergias de nuestra tienda es muy fácil encontrar los productos específicos que necesitas para tus alergias o sensibilidades y siempre estamos buscando nuevos artículos que ayuden a hacer más fácil la vida de los que tienen sensibilidades”.


Si echas un vistazo a la gama de productos de Pure Nature podrás encontrar todo lo que necesitas si tienes SQM, alergias o intolerancias alimentarias. Aunque ha crecido mucho, Pure Nature sigue siendo un negocio familiar. Los padres de Klaus y Silvia vendieron su empresa tras retirarse y a día de hoy los puedes ver habitualmente en Pure Nature echando una mano. Tras el edificio de la empresa podrás ver a su padre cultivando un jardín ecológico con un estanque, donde los clientes enfermos podrán encontrar un lugar agradable donde sentarse a respirar aire limpio la próxima primavera.