THE NAKED TRUTH ABOUT MCS en Alemania, con prólogo de Silvia K. Müller





Como ya sabréis, el artículo sobre SQM que publicamos en Delirio ha tenido una fuerte repercusión a nivel internacional y las principales asociaciones de SQM lo han traducido, para hacerlo llegar a los afectados de sus respectivos países. De momento se han editado las versiones en inglés, alemán, catalán, italiano y danés, y estamos acabando les ediciones en francés y noruego.

Silvia K. Müller, presidenta de Chemical Sensitivity Network (CSN), asociación alemana fundada hace 15 años, y autora de la traducción al alemán del artículo, ha escrito un fantástico prólogo donde describe la situación que viven los enfermos de SQM en Alemania, muy alejada de la idea idílica que podíamos tener por el hecho que en su país la enfermedad está reconocida como enfermedad física.

A continuación os ofrezco el prólogo de  Silvia K. Müller, que he traducido para ayudar a difundir la situación de los enfermos de SQM en Alemania. Ha sido para mí un honor trabajar con Silvia, artífice de todas las traducciones en Europa y con quien seguro seguiremos colaborando a partir de ahora.


El pasado junio, la revista cultural online Delirio publicó un artículo sobre Sensibilidad Química Múltiple (SQM), en el cual Eva Caballé, la española que lleva el brillante blog sobre SQM No Fun, se expuso ella misma desnuda ante la cámara y escribió “The Naked Truth of MCS”.

Para los otros países, a menudo parece que los enfermos de SQM en Alemania reciben más ayuda médica que en cualquier otro sitio, ya que la SQM está reconocida como enfermedad física en nuestro país. Es verdad que ola SQM está registrada como enfermedad física en el ICD-10 código T78.4, que recoge la SQM en el capítulo de intoxicaciones y lesiones. La SQM está reconocida como discapacidad física también (26.14). Pero la realidad para la gente con SQM es dura y amarga. Muchos están luchando en los tribunales para conseguir que se les reconozca su incapacidad, pero a pesar de tener numerosos informes médicos que confirman su enfermedad, normalmente pierden. Porque, al igual que en otros países, la enfermedades provocadas por sustancias químicas y la vida moderna no están realmente reconocidas, sino más bien son escondidas bajo la alfombra, a pesar que los enfermos existimos y sufrimos cada día.

Además, en Alemania, las personas con MCS son ignoradas por la sociedad. Hay personas que acaban sin hogar debido a la SQM. Muchos pierden sus trabajos o sus casas. Muchos de ellos son abandonados por sus familiares, porque no entienden la enfermedad y no están dispuestos a cambiar sus hábitos para sus seres amados enfermos. Y además los enfermos de SQM en Alemania sistemáticamente se les considera enfermos mentales o que sus síntomas son solo psicosomáticos.

En Alemania no hay ningún tipo de asistencia médica centrada en la SQM. Todavía no tenemos clínicas con habitaciones adecuadas con control ambiental donde los enfermos más severos puedan ser tratados. La mayoría de los médicos de medicina medioambiental no diagnostican SQM porque temen ser hostigados.

La SQM está reconocida como una discapacidad física en Alemania, pero la barreras "invisible" están por todas partes. En los edificios públicos todavía hay ambientadores en los lavabos, se utilizan productos de limpieza agresivos y los trabajadores van perfumados, por lo que ninguno de nosotros podemos ir sin acabar con fuertes síntomas físicos. Los niños que con alta sensibilidad química no tienen opción de ir a la escuela pública ni universidad. No tenemos políticas “Scent-free” (sin olor) en empresas, escuelas ni edificios públicos.

Los enfermos de Sensibilidad Química Múltiple en Alemania, como en muchos otros países de todo el mundo, podemos ir de la mano con los enfermos de SQM españoles, porque, también se nos deja desnudos y sin ninguna ayuda. Nuestra gente químicamente sensible pide ayuda a gritos y tampoco recibe ninguna respuesta.



Artículo publicado en español, catalán, inglés, alemán, italiano, francés, danés, noruego y japonés

Podéis descargaros Delirio-Desnudo AQUÍ





ARTÍCULOS ESCRITOS PARA DELIRIO: