UTENSILIOS DE COCINA Y TOXICIDAD



Además de consumir alimentos ecológicos, también es muy importante que nos preocupemos de cómo los cocinamos, los cubiertos que utilizamos y cómo los almacenamos, ya que no todos los materiales que se utilizan normalmente son inocuos.
 
Es básico que los utensilios de cocina no sean tóxicos, por eso debemos evitar materiales como el plástico, el aluminio y el teflón. También son importantes los cubiertos y es esencial no utilizar envases de plástico ni aluminio para envolver y conservar los alimentos. Estos consejos son para todas las personas interesadas en llevar una vida más saludable y sin tóxicos, ya que estos materiales nos afectan a todos.

Si queréis más información para evitar los tóxicos y llevar una vida más saludable, podéis consultar la Guía de control ambiental para evitar los tóxicos.



UTENSILIOS DE COCINA


Si queréis una seguridad máxima, lo mejor son los utensilios de vitrocerámica. Aunque no todas las vitrocerámicas son iguales, porque hay diferentes procesos de producción en los que hay que tener en cuenta los materiales y si la vitrocerámica está esmaltada o no. Además los utensilios deben estar hechos en una pieza, ya que tienen mayor durabilidad. La única limitación de la vitrocerámica es que por las características propias del material los utensilios de vitrocerámica no son adecuados para freír ni son aptos para cocinas de inducción.

Las vitrocerámicas de las marcas VisionsCorningware, además de no ser tóxicas, no contaminan con residuos u olores la comida y no contienen metales pesados. Tampoco alteran el sabor ni las cualidades de los alimentos. Son ultrarresistentes, pesan muy poco, pueden soportar temperaturas extremas donde los recipientes de metal se deformarían y permiten ahorrar energía y tiempo, ya que necesitan mucha menos cantidad de calor. Al estar hechos de vitrocerámica transparente sin esmaltar, que no emite partículas ni olores y no contiene metales pesados,  son ideales para personas con SQM, ElectroHiperSensibilidad, intoxicación por metales pesados o alergias.
 


CUBIERTOS

Cubiertos de acero inoxidable sin níquel (acero inoxidable 18/0): son ideales para personas con alergia al níquel. Encontraréis una gran variedad de sets de cubiertos de acero inoxidable sin níquel, incluyendo cubiertos para niños.

Cubiertos de cerámica: son perfectos para personas alérgicas a los metales. Tienen de varios modelos de cucharas hechas exclusivamente de cerámica, incluyendo cucharas soperas, para espaguetis y también palas.

Cubiertos de asta: son ideales para alérgicos al níquel o para personas con altos niveles de metales y por este motivo se suelen utilizar para pesar y administrar medicación homeopática. No pueden utilizarse con líquidos calientes ni pueden estar en remojo, ya que se pueden producir grietas o roturas en los cubiertos.

Utensilios de cerámica Kyocera: son ideales para alérgicos al níquel. La marca japonesa Kyocera fabrica cuchillos de diferentes medidas, tijeras, peladores y ralladores con la hoja de cerámica, lo que asegura la no presencia de níquel y la no contaminación de tóxicos de los alimentos.




ALMACENAJE


Lo mejor es guardar el agua en botellas de cristal y la comida en envases también de cristal, evitando siempre las tapas de plástico. En  Pure Nature encontraréis recipientes de cocina tales como botellas íntegramente de cristal, recipientes de cristal con tapa de cristal y tapa opcional de polietileno, recipientes de cristal con tapa metálica, recipientes de arcilla para el pan y recipientes de arcilla para vegetales.


Para envolver y conservar los alimentos, en vez de utilizar papel de aluminio o de plástico, las bolsas de celofán son una buena opción, ya que también sirven para envolver los alimentos que se congelan (el celofán es ecológico y biodegradable, al ser un polímero natural derivado de la celulosa y siendo un substituto perfecto del plástico). Otra opción es el papel de If you care, que no está blanqueado y está cubierto de silicona no tóxica y además sirve para hornear. Lo podéis encontrar en Ethical Superstore o Pure Nature.

Para beber agua fuera de casa, en vez de utilizar una botella de plástico, os recomiendo las botellas de acero inoxidable. Existen varios tamaños, incluso para niños y hasta un termo, y además podéis adquirir el tapón de acero inoxidable, para mayor seguridad. Al llevar níquel, no es apta para los alérgicos a dicho metal. En el mercado hay varias empresas que fabrican botellas de metal pero casi todas son de aluminio, por lo que tampoco son recomendables. Las botellas de acero inoxidable son una solución muy práctica para evitar las botellas de plástico, así protegemos nuestra salud a la vez que cuidamos el medioambiente.



También es muy importante que utilicemos detergentes ecológicos y suaves para limpiar los utensilios de cocina y encontraréis más información en la entrada Limpieza ecológica del hogar y de la ropa.

Al utilizar estos utensilios de cocina, cubiertos  y sistemas de almacenaje nos aseguramos que nuestros alimentos no sean tóxicos ni perjudiquen nuestra salud.




(*) NOTA: El 21 de diciembre de 2010, la EPA anuncia un acuerdo con DuPont (fabricante del teflón) de 3,3 millones de dólares por no reportar estudios sobre toxicidad de sustancias químicas.





MÁS INFORMACIÓN: Guía práctica de control ambiental enfocada para todas las personas que quieran reducir su exposición a los tóxicos y llevar una vida más saludable.